jueves, 4 de agosto de 2016

Visita nuestro jardín etnobotánico


Estos días podéis contemplar en nuestro jardín la planta conocida como matafuego o hoja de fuego (Arum italicum Mill.).

Se trata de una hierba de la familia de las araceas, que posee un tallo enterrado del que arrancan grandes hojas carnosas con forma de lanza, sostenidas por largos rabillos de color verde brillante.
Las flores están cubiertas por una espata blanquecida de aspecto céreo.
Cuando la flor se marchita, a finales de la primavera, deja al descubierto unos racimos de frutos rojos y brillantes, como se observa en la imagen.

Toda la planta es venenosa y provoca a quién la consume gastroenteritis o vómitos.
Si se comen los frutos, el botánico Font Quer aportó en su día el remedio para sanarse: "vaciar el estómago e intestino, dar de beber aceite y propinarlo también en lavativas y al propio tiempo mantener bien caliente al intoxicado, suministrarle leche, té o café, con abundante carbón animal" (Villar: 39)

En Serrablo se cultivaba en huertos y márgenes de campos, usándose para sanar heridas producidas por quemaduras. Para lo cual, se empleaban las hojas crudas, después de haberles quitado la epidermis, untadas con manteca o simplemente hervidas y se aplicaba directamente en la zona afectada, vendándose a continuación.
Se advertía que su utilidad era para quemaduras producidas por fuego u objetos calientes pero no para las producidas por líquidos hirviendo. 


Fuente: 

-Navarro López, J.M. (1994): Medicina popular de Serrablo. Huesca: Ayuntamiento de Sabiñánigo.
-Villar Pérez, L. et alii (1992): Plantas medicinales del Pirineo Aragonés y demás tierras oscenses. Huesca: CSIC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario